Vacaciones: El tiempo de reencuentro… o de ruptura

Ese período tan anhelado durante todo el año suele hacer que reflorezca a la relación de pareja o por el contrario también puede ser un padecimiento que saca a la luz todos los roces que se acentúan al no estar bajo responsabilidades y ocupaciones.

Cuando las vacaciones se acercan es bueno planificar qué tipo de descanso quieres para esta temporada: relax, diversión, romance, sexo, aventura, familia, etc. Como estas variedades pueden entrar en contradicción puedes escoger unos días para el grupo familiar – incluidos los niños, abuelos y hasta alguna mascota- y reservarte algunos días, al menos cuatro o cinco, para disfrutar de tu pareja y reencontrarse bajo un paisaje, vivienda y clima que rompa con la rutina diaria. Probar cosas nuevas en la cama, nuevas posturas, introducir algún juguete xxx como un vibrador, un consolador o probar un lubricante nuevo.

Vacaciones en todowuarras

Es muy adecuado planear un reencuentro de pareja en algún sitio relajado, ya sea playa o montaña, en el que ambos queden liberados de horarios (incluso de los más básicos como pueden ser el de almuerzo o cena) y en el que cada uno pueda darse sus pequeños gustos como leer, salir a caminar, bañarse largo rato, en fin, encontrar un ritmo que propicie el encuentro íntimo.

Las parejas que se llevan relativamente bien, pero viven saturadas por el trabajo, las obligaciones, el cuidado de los niños o mayores de la familia, suelen no encontrar el espacio o frecuencia para el encuentro sexual. Éste es el momento en el que todo está dado para “recuperar” o subsanar ese desencuentro por causas ajenas a la voluntad.

Sin embargo, las parejas más explosivas o que discuten con mucha frecuencia, se exponen en vacaciones a un período más inquietante aún en el que todo parece molestar más de lo habitual. Lo que a diario puede taparse con salir de la casa para trabajar y así terminar la discusión, en vacaciones hay un supuesto implícito de tener que estar juntos sin demasiada escapatoria.

Vacaciones

Toda pareja necesita de éstos espacios propios que los afianza como tal o que también puede manifestar que ambos ya no encuentran mucho que compartir. De una u otra forma demuestran y hacen reflexionar y tomar conciencia del estado de la relación.

Las vacaciones pueden ser un paraíso o todo lo contrario pero no han de pasar desapercibidas.

 

Sexo: ¿Está bien tener relaciones sexuales con un amigo?

Algunos adolescentes experimentan su sexualidad no necesariamente con su pareja sino con sus amigos.

Si practicas sexo con tus amigos ten en cuenta qué es lo que se persigue al final del acto, para que ninguna de las partes salga lastimada.

Algunas veces puede ser cómodo y hasta tiene cierto sentido tener sexo con un amigo dado que tienes una historia en común con tu amigo, confías  en él o ella, etc.

sexo con amigos todowuarras.com

Los problemas  pueden aparecer cuando alguna de las partes involucrada tiene diferentes expectativas de la relación después de tener sexo. Uno de los involucrados puede pensar que tener sexo con un amigo lo lleva  otro nivel, o sea al nivel amoroso. El otro simplemente desea mantener todo como está. Si esto sucede seguramente una de las partes involucradas saldrá herida.

Por eso si tienes sexo con algún amigo/a tienes que estar seguro de cuáles son sus expectativas al respecto y hablar sobre éstas antes de tener sexo.

Tienes que asegurarte que ambos quieren las mismas cosas y que están dispuestos a manejar las complicaciones o posibles responsabilidades que viene con el sexo.

sexo con amigos todowuarras 2

Así que ante la pregunta si está bien tener sexo, está bien tenerlo,  mientras ninguna de las partes involucradas salga herida y ambos pongan en claro lo que persiguen con el acto sexual: si es simplemente gozo erótico o unirse en una relación más profunda.

 

Las hormonas sexuales

Hoy en nuestro blog de sexo te hablamos de las hormonas sexuales.

hormonas sexuales todowuarras

Las hormonas sexuales son sustancias producidas y segregadas principalmente por los ovarios y los testículos.

Las hormonas sexuales en la mujer, producidas por los ovarios, son los estrógenos y los gestágenos.

De los estrógenos el más importante es el estradiol y dentro de los gestágenos, la progesterona.

También se encuentra en las mujeres la testosterona, pero en pequeñas proporciones.

 

Las hormonas sexuales masculinas, denominadas andrógenos, son producidas mayoritariamente por los testículos y en un 10 % por las glándulas suprarrenales. La hormona más importante es la testosterona pero se encuentran también la androsterona y la androstendiona.

 

En la base del cerebro se encuentra la hipófisis, que es una pequeña glándula encargada de generar unas sustancias llamadas gonadotropinas que actúan estimulando la producción de las hormonas sexuales en los ovarios y los testículos.

 

¿Cómo actúan las hormonas sexuales en la mujer?

El estrógeno y la progesterona regulan los ciclos menstruales y la fecundación. Los estrógenos son los encargados de la transformación física de las niñas a mujeres, del aspecto femenino, el desarrollo de las mamas y del aparato reproductor.

La progesterona no influye en los caracteres femeninos secundarios pero es fundamental en el embarazo ya que esta hormona es la encargada de preparar el aparato reproductor femenino para la fecundación del óvulo.

La progesterona se sintetiza en el cuerpo lúteo, si no hay fecundación, este se degenera y descama el endometrio, dando lugar al sangrado menstrual.

hormonas sexuales todo wuarras

¿Cómo actúan las hormonas sexuales en el hombre?

 

La testosterona actúa en la transformación física del hombre, en la maduración del aparato reproductor, en el desarrollo de su masa ósea y muscular, el crecimiento del vello facial y corporal, marca los caracteres secundarios que lo diferencian en la apariencia física con la mujer.

 

Las hormonas y el deseo sexual

 

En las mujeres las hormonas actúan en el deseo en ciclos de acuerdo al período menstrual.

La primer semana el deseo comienza a incrementarse lentamente.

La segunda es cuando se logran los picos más altos de excitación, que van decayendo paulatinamente hasta llegar a la cuarta semana. Esta última está conformada por los días previos a la menstruación, está muy bajo el nivel de estrógenos y muy alto el de progesterona por lo tanto el deseo sexual está al mínimo y el mal humor y la depresión al máximo. Luego, el primer día de la menstruación comienza nuevamente el ciclo del deseo hormonal.

En los hombres los niveles hormonales varían a lo largo de su vida pero sin tener que ver con la reproducción, como ocurre en las mujeres. Así pues, niveles bajos de testosterona en el hombre lo vuelven apático, depresivo, malhumorado e irritable.

Existen estudios que demuestran que dormir menos de 6 horas al día disminuye la producción de esta hormona.